Home » Actividades

Buceo

Así como las islas del Caribe son populares por sus paseos bajo el agua color esmeralda, en Patagonia también es posible practicar buceo, en aguas que provienen de glaciares y ventisqueros, transparentes y muy heladas.

Es un paseo extraordinario, donde los sentidos se extrapolan y se disfruta de un lado completamente opuesto al de la superficie, con vegetación y animales únicos y diferentes; además de naves que naufragaron hace más de cien años y que ahora duermen bajo el agua, rodeadas de algas y vida submarina. Un mundo singular y prohibido para nuestra especie, que nos permite visitarlo sólo con el equipo y el entrenamiento adecuado.

No todos pueden bucear y se necesitan clases para poder bajar a la profundidad del mar o el océano. Se necesita ser mayor de doce años y contar con certificaciones de la Dirección General del Territorio Marítimo si se planea bucear con aire comprimido. Por supuesto es necesario tener un buen estado físico y psicológico. Lo demás es ganas y amor por el agua.

En cuanto al equipo, es necesario contar con aletas, traje isotérmico, máscara, botella, profundímetro, reloj, tablas de descompresión, regulador, cuchillo, manómetro, botines, guantes, linterna, tubo o snorkel, y globo.

En Chile, los principales puntos para practicar buceo se encuentran en el norte, desde Arica a Valparaíso. Sin embargo, en Patagonia se han establecido puntos donde se puede realizar esta actividad, como en Pucón, el Estrecho de Magallanes en Punta Arenas, y en Tierra del Fuego, en la ciudad Argentina de Ushuaia.

Se puede bucear durante todo el año, pero las condiciones son excepcionales durante los meses de Diciembre a Marzo, cuando el sol tiene una mayor presencia en la zona y permite una visibilidad de 15 metros de profundidad. Se debe tomar en cuenta que la temperatura promedio del agua es de apenas 2°C y que la locación de sumergimiento dependerá de la dirección del viento.