Home »Información

Flora y fauna

Es la actividad más sencilla de realizar, no requiere equipo ni protección, sólo ver al horizonte y disfrutar del paisaje donde bosques, ríos y glaciares, la vida que ahí habita. Aquí también se incluye la afamada Observación de aves, que muchas personas practican en todo el mundo, y que consiste en clasificar a los especimenes observados a través de fotografías.

Esta actividad puede ser desarrollada a lo largo de todo el territorio nacional, durante todos los días del año.

La flora y fauna de Chile es variada, y sus miembros van cambiando dependiendo de la latitud. Los animales del Norte del país tienen plumas y pelaje acorde al clima -muy caluroso en el día y frío en la noche- y a la falta de agua. A medida que se viaja hacia el sur, los pelajes se engrosan para protegerse del frío y los vientos, y los músculos se desarrollan para poder recorrer suntuosos paisajes llenos de montañas y ríos.

Muchos de los animales que podrá ver en Chile, son especies que no se encuentran en ningún otro punto del planeta, lo que convierte a esta actividad en una experiencia única. Un gran número de los animales en Chile, sobretodo en los Parques Nacionales del Sur, se encuentran bajo cuidado regional, estatal y global, ya que están en peligro de extinción desde hace varias décadas.

Por esta razón, se recomienda que los visitantes no entren en contacto directo con los animales y, sobre todo, con su hábitat, ya que éstos permanecen vivos pero en un balance muy delicado, que no puede ser descompensado.

La naturaleza ha determinado que en estas latitudes no existan animales que amenacen la vida de los humanos, como grandes carnívoros o serpientes venenosas. El Puma, el predador más grande de la zona, no se acerca a los humanos y es muy difícil verlo, incluso en su hábitat natural, ya que quedan muy pocos. Por ello se hace fundamental que se respete el sistema ecológico protegido en Patagonia.

Entre los animales que viven en Patagonia, se puede encontrar:

MAMIFEROS

Puma: como ya dijimos es un animal que es muy difícil de encontrar, incluso en su hábitat, ya que quedan pocos especimenes y no gustan de acercarse a los humanos. El Puma chileno es un felino de menor tamaño, que se alimenta de animales más pequeños, como guanacos y aves. Habita en todo el sur de Chile, especialmente en el Parque Torres del Paine. Puede pesar hasta 80 kilos y medir 2.8 metros.

Guanaco: de la familia de los camélidos, el guanaco chileno aparece a lo largo de la geografía, principalmente en los extremos. En Aysén, aparece en las pampas y en Tierra del fuego así como en Torres del Paine. Es un animal que mide cerca de dos metros, delgado y amigable, que permite que las personas se le acerquen y tomen fotografías. Algunas personas los domestican y los utilizan para trasladar cosas, así como para que los turistas se tomen fotos con ellos. Viven en grupos, generalmente de un macho y varias hembras, aunque se han encontrado grupos de varios machos. Este animal es de la familia de la llama y la alpaca, que viven en el norte del país.

Pudú: este animal pertenece a la familia de los ciervos. Es pequeño (40 centímetros de altura y 10 kg.), de hecho es el más pequeño de su tipo en América. En Chile, aparece en bosques desde Curicó al sur, pero es más abundante en la Isla de Chiloé. Es un animal herbívoro, que está en serio riesgo de extinguirse. Es muy tímido y delicado. Sólo sale de noche a buscar comida. Se reconoce por su tamaño, por sus pequeños cuernos redondos y por las manchas blancas en su lomo y patas, sobre todo en los animales más jóvenes. Es uno de los animales exclusivos de Chile.

Huemul: otro animal típico de la geografía de Chile, el huemul aparece en el escudo nacional. Se encuentra en todo el Sur del país, a una altura de entre 450 y 1300 metros. También pertenece a la familia de los ciervos, pero su cuerpo es más grande que el del Pudú. Puede alcanzar el metro 63 de altura y pesar hasta 100 kilos. Las hembras son más pequeñas y tienen grandes orejas, de unos veinte centímetros. Sólo los machos tienen cuernos. El tono de la piel varía dependiendo de las temporadas, pero se han visto especimenes con pelaje gris y manchas más claras o amarillas, aunque son siempre blancos en la parte de la ingle. Las orejas, los ojos y nariz son siempre grises.

Zorro Cumpeo: Es un zorro pequeño, que aparece a lo largo del país y que puede verse fácilmente en el Sur de Chile. En Punta Arenas, los zorros cumpeos o culpeos cruzan los caminos a plena luz y deleite de quienes visitan. La piel es amarillenta y tienen una larga cola que generalmente termina con un pelaje negro. Puede pesar hasta 4 kilos y medir un metro. Es un animal carnívoro, que se alimenta de animales más pequeños como corderos, liebres, roedores y lagartijas.

Hurón: Diferente a los hurones comunes, el hurón chileno parece ser la mezcla entre un zorrillo y un puercoespín. Es un animal de cuerpo largo, pies planos y glándulas que emiten un líquido apestoso cuando alcanzan el año de vida. Generalmente, es negro en su parte inferior, mientras que el pelo se vuelve gris en el lomo, y de lejos, pareciera que fueran púas, como las de un puercoespín. Sobre la frente, tiene una línea de pelo blanco, y la cola es corta y del mismo color que el resto del lomo. Es pequeño y muy rápido, y se encuentra hasta Magallanes, hasta los 3000 metros de altura.

Cururo: se encuentra en Magallanes y es muy parecido a una nutria. Sus orejas son pequeñas y tiene apariencia de roedor grande. Vive en el agua y se alimenta de peces. El pelaje es oscuro, negro o café, y tiene grandes dientes y garras.

Colocolo: otro felino que se encuentra sólo en el territorio chileno. Vive en altura, sobre los 4 mil metros sobre el nivel del mar. Se reconoce por su pelaje, que es rojizo con rallas negras en sus patas. Tiene una cola que llega a medir 35 centímetros, mientras su cuerpo no sobrepasa los 70 cm. Es muy difícil de ver, ya que quedan apenas unos pocos ejemplares en la zona.

AVES

En Chile viven cerca de trescientas especies de aves, que se distribuyen a lo largo de la geografía, dependiendo del clima y la alimentación disponible. Solamente en el sur del país, se pueden encontrar cinco especies exclusivas, que no viven en ninguna otra parte del planeta y que, por supuesto, están bajo protección. Se pueden encontrar aves grandes, como el cóndor y el ñandú o el pingüino emperador; además de aves de menor tamaño, como la lloica, el carpintero o el ruiseñor. Las aves más importantes son:

Ñandú: Aparece en el altiplano y en la Patagonia chilena, y es el ave más grande del país, llegando a pesar hasta 25 kilos. Se desplazan en grupo de hasta treinta especimenes, para buscar semillas para alimentarse. Los machos son los encargados de proteger los huevos, durante los 40 días que dura la incubación, y de proteger a los polluelos una vez que salen de su cáscara.

Martín Pescador: Vive en todo el Sur de Chile, cerca de lagos y ríos, donde puede encontrar alimento. Mide unos 40 centímetros y se dedica, primordialmente, a buscar peces en su hábitat. Se le puede ver inmóvil sobre árboles esperando algún pez para alimentarse. Los machos tienen la cabeza gris, el dorso azul con rayas negras, y el cuello blanco. El pico muy puntiagudo.

Caranca: Se puede ver en los canales del Sur, después de Chiloé. Vive en pareja. Se asemeja a los gansos, pero es de menor tamaño. El macho es completamente blanco y tiene el pico gris, mientras que la hembra es de color oscuro en el lomo y tiene líneas blancas en el pecho. Se alimenta de algas, pero no es común que entre al agua.

Cachaña: este loro vive solamente en Chile, es decir, es una de las especies exclusivas del país. Es muy parecido a otra especie de loros, el Choroy, pero vive hasta mucho más al sur, encontrándose ejemplares hasta en Tierra del Fuego. Es un ave de color verde oscuro en el lomo, claro en el pecho y tiene la cola larga y roja. Viaja en grupos numerosos y es muy bullicioso.

Cormorán Imperial: vive en las costas de Chile Austral, donde anida junto a cientos de otros ejemplares. Mide unos 75 cm y es común verla cerca de los puertos desde Puerto Montt al Sur. Es de color negro en el lomo y blanco en el estómago.

Pingüinos: el sur de Chile, especialmente la Antártica, es el hogar de una gran variedad de pingüinos, los que viven en colonias numerosas junto a otros animales marinos. Son aves que no pueden volar, sus alas mutaron para ayudarles a nadar y muchos dicen que en realidad vuelan bajo el agua por la velocidad que alcanzan. Caminan de forma torpe y son muy simpáticas. En el Sur hay colonias de más de un millón de ejemplares. Los pingüinos más conocidos son el de Magallanes, que tiene dos bandas blancas en el cuerpo y mide 70 cm de altura; el de Adelia, que es negro y tiene anteojeras blancas; el Papúa, que llega a medir 80 cm de altura y tiene un triángulo de color blanco sobre los ojos; el pingüino antártico, de cabeza y cuello blanco, son los más numerosos; y el pingüino Rey, que tiene pelaje azul sobre su cabeza, negro en el resto del cuerpo y manchas amarillas a los costados de la cabeza, al inicio del pecho y en el pico.

ANIMALES MARINOS

Ballenas: los animales más grandes del planeta también pueden encontrarse en Chile Austral. La ballena azul, el animal más grande de todos, suele nadar junto a las costas de las islas Shetland. Alcanza los 32 metros de largo y los 150 kilos de peso, alimentándose de animales menores y, sobretodo, de krill. Emigra a esta zona cada verano, donde se les puede ver en parejas.

Orcas: es el animal más feroz entre los que habitan en Patagonia, ya que es muy rápido y su régimen de alimentación incluye a la mayoría de los otros animales de esta zona: focas, pingüinos, aves y delfines. Mide 9 metros de largo y se reconoce por su pelaje, que es negro en el lomo y blanco en la barriga. Tienen una aleta dorsal que sobrepasa el metro en los machos y llega apenas a los 60 cm en las hembras.

Elefantes Marinos: en el Sur habitan focas y morsas, y entre los más grandes de esta especie se encuentran los elefantes marinos. Se reconocen porque son muy pesados, miden cerca de ocho metros y los machos tienen una protuberancia en el hocico, de ahí que se les llame elefantes. Viven en colonias, donde se encuentra sólo un macho a cargo de una decena de hembras. Son muy feroces y se alimentan de animales más pequeños, sobretodo de pingüinos. Los machos pelean por territorio, haciéndose mucho daño en el hocico al enfrentarse por la supremacía de la colonia.

FLORA

En cuanto a la flora, en el Sur de Chile se encuentran ejemplares únicos y de inigualable hermosura. Son los árboles y arbustos que crean el paisaje verde de Chile Austral, con escenarios maravillosos.

Algunas especies de árboles y arbustos también se encuentran en peligro de desaparecer. Por lo tanto, se aconseja no arrancar ramas ni flores, no le haga daño a su entorno. Los árboles más típicos de la zona son el coigüe y la araucaria, el más importante del país, que demora más de un siglo en alcanzar el metro de altura.

Alerce: se encuentra mayormente en Chiloé, cuyo clima favorece su crecimiento. El alerce es un árbol protegido, ya que fue declarado Monumento Natural en 1976. Demora tres años en crecer un milímetro de diámetro y puede alcanzar los 50 metros de altura. Generalmente, aparece en lugares donde hay otros árboles, como ñirras y coigües, que también crecen en lugares húmedos. Se reconoce por su forma piramidal, formada por la irregularidad de sus hojas. El ejemplar más antiguo data de 3600 años atrás, edad superada sólo por el pino de California.

Araucaria: originaria de Chile y Argentina, sólo aparece en algunos lugares, preferentemente sobre los 800 metros de altura. Prefiere terrenos arenosos y puede sobrevivir en suelos volcánicos, húmedos, donde la nieve pueda resistir las temperaturas y durar más. Crecen extremadamente lento, puede pasar más de cien años para que alcancen el metro de altura y la mayoría de los especimenes en el Sur ya alcanzan los 50 metros. El tronco es liso y recto, y sus ramas comienzan a aparecer a varios metros del suelo, asemejando la forma de una callampa. Tiene hojas muy duras, con una pequeña espina en la punta, y desprenden semillas de color café rojizo. La araucaria es una especie protegida, es ilegal cortarla o hacerle daño.

Coigüe: es un árbol siempre verde, cuyas ramas crecen en forma horizontal. Esta característica permite reconocerlo a simple vista y diferenciarlo de los tantos otros arbustos y árboles que crecen en su entorno. Sus hojas son pequeñas y dentadas. Aparece mayormente en Aysén y es el árbol más característico de Chile Austral. Crece a toda altura, pero prefiere lugares húmedos. Crece bastante rápido y forma bosques puros, aunque aparece junto a robles y laureles también. El tronco es gris, por lo que es fácil reconocerlo, y en su parte superior se encuentran frutos similares a las nueces.

Lingue: también es un árbol siempre verde, aunque sus hojas se decoloran al comenzar el otoño y pierde varias de ellas. Es compacto y sus hojas son grandes, ovaladas, de un verde muy oscuro. Tiene frutos azulados, ya que pertenece a la familia de los paltos, pero éste es muy amargo y no comestible. Se encuentra, entre otros lugares, en Chiloé. No crea bosques y no es exigente con respecto al suelo donde crece, se le puede encontrar en todo tipo de terreno junto a laureles y robles. Crece muy rápido, sobre todo después de la tala. Tiene el tronco de un tono gris, con protuberancias, y hojas abundantes que toman un color rojizo cuando se secan.

Notro: árbol siempre verde, exhibe flores sorprendentemente rojas en primavera. Sus hojas son delgadas y largas, de un verde muy oscuro. Se encuentra hasta Tierra del Fuego, ya que prefiere terrenos arenosos y puede crecer en suelos volcánicos. Alcanza los 15 metros de altura y no crea bosques propios, sino que vive en lugares donde hay otras especies.

Ulmo: Aparece en Chiloé, principalmente en la Cordillera de la Costa, donde se asocia con otros ejemplares de roble, laurel y coigüe. Prefiere terrenos húmedos y sobre los 700 metros de altura. Es un árbol siempre verde, igual que muchos en la zona, que puede alcanzar los 40 metros de altura, ya que crece muy rápido. Se reconoce porque, en primavera y verano, está cubierto de flores blancas preciosas. Las flores son hermafroditas y llenas de néctar, y dan la impresión de cubrir de nieva a los Ulmos cuando florecen. Sus hojas son de un tono verde oscuro, semi onduladas, de unos 6 cm de largo. Tiene un fruto de color café, que contiene varias semillas en su interior.

Calafate: este arbusto aparece mayormente en la zona de General Carrera, en el Sur de Chile. Es un pequeño arbusto, de uno o dos metros de altura como máximo, que crece en Patagonia. Tiene hojas pequeñas, de tonos amarillos y verdes, que dan vida a frutos parecidos a las ciruelas, pero mucho más pequeños. La leyenda dice que quien coma estos frutos o bayas, regresará a la Patagonia. Tiene grandes espinas en su cuerpo, que alcanzan los tres cm de largo.